Sabemos que un buen aprendizaje debe tener en cuenta las capacidades cognitivas como atención, percepción, memoria, comprensión y resolución de problemas entre otras. Sin embargo algunas veces olvidamos un aspecto que es muy importante y es el componente afectivo.

Los afectos y emociones son básicos en los espacios donde los niños aprenden, ya que está directamente vinculado con el interés y la motivación con esta experiencia. Además la curiosidad ayuda a prestar atención a la explicación brindada por un facilitador, sean los padres o la profesora. Como consecuencia se consolida la información y es más fácil poder evocarla, fortaleciendo la memoria.

Cuando los temas son monótonos los niños pueden perder el interés, los cursos no son de su agrado, las evaluaciones suelen ser difíciles y generar frustración. Sin embargo, las maestras debemos contagiar una actitud positiva, estimular a los niños reconociendo sus fortalezas. Si conectamos los conocimientos previos con nuevos temas, generamos iniciativa en los alumnos y con ello logramos un aprendizaje significativo.

Si vinculamos la experiencia de aprendizaje con la emoción de los niños y establecemos un entorno emocionalmente positivo, aprenden felices, nos conectamos con ellos y hacemos que niños y niñas se conviertan en los protagonistas en la construcción de sus aprendizajes.

Comentarios

Regístrate

Con Facebook o Google

O con tu correo

Inicia sesión o regístrate

Con Facebook o Google


O si prefieres, hazlo con tu correo

Registrar Institución Educativa

Si ya tienes una cuenta, .

Iniciar sesión como Institución Educativa

Si todavía no tienes una cuenta, regístrate aquí.

Horario por países

Perú: 4:00 p.m.
Argentina: 6:00 p.m.
Bolivia: 5:00 p.m.
Brasil: 6:00 p.m.
Chile: 5:00 p.m.
Colombia: 4:00 p.m
Ecuador: 4:00 p.m.
Paraguay: 5:00 p.m.
Uruguay: 6:00 p.m.
Venezuela: 5:00 p.m.
México: 4:00 p.m.
Pánama: 4:00 p.m.
Costa Rica: 3:00 p.m.
Guatemala: 3:00 p.m.
España: 11:00 p.m.
EE.UU: 5:00 p.m.
Rep. Dominicana.: 5:00 p.m.