Jugar con arena podría ser una de las actividades favoritas de los pequeños(as) de la casa. Es una actividad que brinda oportunidades para la estimulación sensorial y de aprendizaje.

Los bebés y niños pequeños aprenden sobre el mundo que les rodea usando sus sentidos y el juego con arena y agua es una manera efectiva de enseñar a los pequeños sobre la exploración sensorial. Los bebés aprenden por la sensación de diferentes texturas, como lo áspero de la arena o la humedad del agua, así como varios objetos que se pueden ocultar dentro de estos como conchas, hojas, piedras pequeñas, entre otros.

No importa la edad o el nivel de desarrollo del niño, la arena ofrece la oportunidad de explorar, experimentar y además tener habilidades sociales con otros niños.

Es una actividad en contacto con la naturaleza que por lo general tendrán interés en participar, solamente hay que tomar precauciones que sea una playa limpia en un ambiente seguro, hidratación, usar crema solar, tomar en cuenta la temperatura del clima para evitar las horas fuertes de radiación solar y la supervisión de los padres de familia.

Si no es de visitar pronto la playa puede realizar un cajón de arena en casa o con una piscina inflable vierta un poco de harina (trigo o maíz) y listo, es casi la misma textura que tiene la arena. 🙂

La idea es permitirles a los pequeños de la casa que aprendan jugando explorando sus sentidos.

Fuente: http://ticamoderna.com

Comentarios

Regístrate

Con tu red social preferida

     

O con tu correo

Inicia sesión o regístrate

Con tu red social preferida

     



O si prefieres, hazlo con tu correo

Registrar Institución Educativa

Si ya tienes una cuenta, .

Iniciar sesión como Institución Educativa

Si todavía no tienes una cuenta, regístrate aquí.