Mientras personas de todo el mundo toman precauciones para protegerse a sí mismas, a sus familias y a sus comunidades de la enfermedad por coronavirus (COVID-19), también es importante que los niños puedan continuar su aprendizaje en un entorno acogedor, respetuoso, inclusivo y solidario para todos.

Para ello, las escuelas y los profesores tienen un papel fundamental. Compartir información rigurosa y datos científicos acerca del COVID-19 contribuirá a reducir los miedos y la ansiedad que sienten los estudiantes a causa de la enfermedad, y les ayudará a enfrentarse a los efectos secundarios que pueda tener sobre sus vidas.

Les presentamos algunas sugerencias que podrán ayudar a los profesores a entablar conversaciones con estudiantes de distintas edades (preescolar, primaria, primer ciclo de secundaria y segundo ciclo de secundaria) acerca de las formas de prevenir y controlar la transmisión del COVID-19 y otros virus. Cualquier conversación o actividad debe llevarse a cabo teniendo en cuenta las necesidades específicas de los niños y las directrices proporcionadas por la escuela y las autoridades locales y/o nacionales, y deberá basarse siempre en fuentes acreditadas como UNICEF y la Organización Mundial de la Salud.

Preescolar

  • Lo más importante es enseñarles buenos hábitos de salud, como cubrirse la tos y los estornudos con el codo y lavarse las manos. Aquí puedes encontrar más información para evitar el riesgo de infección.
  • Una de las mejores formas de mantener a los niños a salvo del coronavirus y otras enfermedades es, sencillamente, animarlos a lavarse las manos frecuentemente durante, al menos, 20 segundos. No tiene que ser una conversación alarmante. También pueden cantar juntos con The Wiggles o hacer este baile para que el aprendizaje sea divertido. Aquí puedes encontrar más información sobre cómo lavarse las manos.
  • Encuentra una forma de controlar que los niños se laven las manos y de compensarlos por hacerlo con frecuencia o en los momentos oportunos.
  • Utiliza marionetas o muñecos para mostrarles los síntomas (estornudos, tos, fiebre), para enseñarles qué hacer si sienten malestar (por ejemplo, si les duele la cabeza o el estómago, si tienen mucho calor o si se encuentran especialmente cansados) y para consolar a alguien que esté enfermo (cultivando comportamientos de empatía y cuidados adecuados).
  • Cuando sea la hora de formar un círculo, haz que los niños se sienten más lejos unos de otros pidiéndoles que estiren los brazos o “muevan las alas”. El espacio entre ellos debería ser lo suficientemente amplio para impedir el contacto físico.

Escuela primaria

  • Escucha siempre las preocupaciones de los niños y responde a sus preguntas de una forma adecuada para su edad; no los satures con demasiada información. Anímalos a expresar y comunicar sus sentimientos. Hablen de los distintos sentimientos que pueden tener y explícales que son reacciones normales a una situación anómala.
  • Haz hincapié en el hecho de que los niños pueden hacer muchas cosas para protegerse a sí mismos y a los demás. Por ejemplo, preséntales el concepto de distanciamiento social (mantenerse más lejos de sus amigos, evitar grupos grandes de gente, no tocar a otras personas si no es necesario, etc.). Céntrate también en los buenos hábitos de salud, como cubrirse la tos y los estornudos con el codo y lavarse las manos.
  • Ayuda a los niños a entender los conceptos básicos de prevención y control de la enfermedad. Utiliza ejercicios que demuestren cómo se propagan los gérmenes. Por ejemplo, puedes poner agua de color en un bote de spray y pulverizarlo sobre una hoja blanca de papel y, a continuación, observar hasta dónde llegan las gotas.
  • Demuestra la importancia de lavarse las manos con jabón durante 20 segundos. Por ejemplo, pon una pequeña cantidad de purpurina en las manos de un estudiante, pídele que se las lave solo con agua y comprueben la cantidad de purpurina que queda. Después, pídele que se las lave con agua y jabón durante 20 segundos y comprueben cómo la purpurina desaparece.
  • Pídele a los estudiantes que analicen textos para identificar comportamientos de alto riesgo y sugiéreles formas de cambiarlos. Por ejemplo, un profesor que está resfriado va a la escuela. Estornuda y se tapa con la mano. A continuación, le da la mano a un colega. Después se limpia las manos con un pañuelo de tela y se va a dar clase. ¿Qué puede considerarse arriesgado en el comportamiento del profesor? ¿Cómo debería haberlo hecho?

Primer ciclo de secundaria

  • Escucha siempre las preocupaciones de los estudiantes y responde a sus preguntas.
  • Haz hincapié en el hecho de que los estudiantes pueden hacer muchas cosas para protegerse a sí mismos y a los demás. Por ejemplo, presenta el concepto de distanciamiento social y enséñales buenos hábitos de salud, como cubrirse la tos y los estornudos con el codo y lavarse las manos. Aquí puedes encontrar más información para evitar el riesgo de infección.
  • Recuérdales a los estudiantes que pueden compartir esos comportamientos saludables con sus familias.
  • Anima a los estudiantes a enfrentarse a los estigmas y a prevenirlos. Hablen de las distintas formas de las que podrían reaccionar a la discriminación y explícales que son reacciones normales ante situaciones de emergencia. Anímalos a expresar y transmitir sus sentimientos, pero también explícales que el miedo y los estigmas pueden empeorar situaciones ya de por sí difíciles. Hay que tener cuidado con la forma de decir las cosas, y utilizar un lenguaje que pueda perpetuar estereotipos puede disuadir a algunas personas de tomar las medidas necesarias para protegerse. Lee algunos consejos sobre lo que se debe hacer y lo que no al hablar del coronavirus con los niños.
  • Crea una agencia de estudiantes y pídeles que promuevan datos sobre la salud pública.
  • Incluye educación relevante sobre la salud en distintas asignaturas. En ciencias se puede cubrir el estudio de los virus, la transmisión de enfermedades y la importancia de las vacunas. En los estudios sociales puedes centrarte en la historia de las pandemias y la evolución de las políticas sobre salud pública y seguridad.
  • Pídeles a los estudiantes que hagan sus propios anuncios del servicio público a través de anuncios y carteles en la escuela.
  • Las clases de alfabetización mediática pueden empoderar a los niños para ser pensadores críticos y convertirse en comunicadores y ciudadanos activos, lo cual mejorará sus capacidades para detectar información falsa.

Secundo ciclo de secundaria

  • Escucha las preocupaciones de los estudiantes y responde a sus preguntas.
  • Haz hincapié en el hecho de que los estudiantes pueden hacer muchas cosas para protegerse a sí mismos y a los demás. Por ejemplo, preséntales el concepto de distanciamiento social y enséñales buenos hábitos de salud, como cubrirse la tos y los estornudos con el codo y lavarse las manos. Aquí puedes encontrar más información para evitar el riesgo de infección.
  • Anima a los estudiantes a enfrentarse a los estigmas y a prevenirlos. Hablen de las distintas formas de las que podrían reaccionar a la discriminación y explícales que son reacciones normales ante situaciones de emergencia. Anímalos a expresar y transmitir sus sentimientos, pero también explícales que el miedo y los estigmas pueden empeorar situaciones ya de por sí difíciles. Hay que tener cuidado con la forma de decir las cosas, y utilizar un lenguaje que pueda perpetuar estereotipos puede disuadir a algunas personas de tomar las medidas necesarias para protegerse. Lee algunos consejos sobre lo que se debe hacer y lo que no al hablar del coronavirus con niños.
  • Incluye educación relevante sobre la salud en distintas asignaturas. Las asignaturas de ciencias pueden cubrir el estudio de los virus, la transmisión de enfermedades y la importancia de las vacunas. En los estudios sociales puedes centrarte en la historia de las pandemias y sus efectos secundarios e investigar cómo se puede promover la tolerancia y la cohesión social a través de las políticas públicas.
  • Pídeles a los estudiantes que hagan sus propios anuncios del servicio público a través de las redes sociales, la radio o incluso una retransmisión por la televisión local.
  • Las clases de alfabetización mediática pueden empoderar a los niños para ser pensadores críticos y convertirse en comunicadores y ciudadanos activos, lo cual mejorará sus capacidades para detectar información falsa.

Fuente: Unicef

Comentarios

Responde este comentario

  1. Elizabeth Ayala

    Chévere gracias

Regístrate

Con Facebook o Google

O con tu correo

Inicia sesión o regístrate

Con Facebook o Google


O si prefieres, hazlo con tu correo

Registrar Institución Educativa

Si ya tienes una cuenta, .

Iniciar sesión como Institución Educativa

Si todavía no tienes una cuenta, regístrate aquí.

Horario por países

Perú: 4:00 p.m.
Argentina: 6:00 p.m.
Bolivia: 5:00 p.m.
Brasil: 6:00 p.m.
Chile: 5:00 p.m.
Colombia: 4:00 p.m
Ecuador: 4:00 p.m.
Paraguay: 5:00 p.m.
Uruguay: 6:00 p.m.
Venezuela: 5:00 p.m.
México: 4:00 p.m.
Pánama: 4:00 p.m.
Costa Rica: 3:00 p.m.
Guatemala: 3:00 p.m.
España: 11:00 p.m.
EE.UU: 5:00 p.m.
Rep. Dominicana.: 5:00 p.m.