Al igual que en inicial y primaria, las notas en las libretas de los estudiantes de secundaria se expresarán a partir de este año escolar 2019 en letras y ya no en calificación vigesimal, con un valor del 0 al 20.

Esta forma de evaluación, que regirá también en escuelas privadas, permitirá a los padres saber con mayor precisión cuáles son las competencias y debilidades de sus hijos, indicaron el ministro de Educación, Daniel Alfaro, y Susana Helfer, viceministra de Gestión Pedagógica.

¿Cómo será ahora la calificación? 

A diferencia de la numeración del 0 al 20, ahora la calificación en secundaria tendrá cuatro escalas:

► LMS (Logro Muy Satisfactorio)
► LS (Logro Satisfactorio)
► LB (Logro Básico) y LI (Logro Inicial)

Para ello, los docentes de secundaria recibirán capacitación a partir de febrero para que se familiaricen con la nueva forma de evaluar.

“La calificación con números no permite evidenciar cuál es el nivel del logro alcanzado por el estudiante; en cambio, con la nueva escala, los padres podrán ver en qué falta reforzar y qué habilidades van primando en sus hijos”, refirió.

Cuando se requiera definir la ubicación de los primeros puestos y el tercio superior, se realizará la equivalencia numérica a los calificativos obtenidos por el estudiante en las áreas curriculares de la siguiente manera:

► Logro Muy Satisfactorio = 4
► Logro Satisfactorio = 3
► Logro Básico = 2
► Logro Inicial = 1

Este dato es importante en caso se requiera postular a una beca para estudiar en una institución superior.

El ministro Alfaro adelantó que sostuvieron algunas conversaciones con representantes de universidades para, a futuro, cambiar los clásicos exámenes de admisión por una evaluación por competencias, lo que permitirá reforzar la decisión de la carrera elegida por el o la estudiante.

Currículo Nacional 

La nueva forma de calificación forma parte de los cambios que introduce el nuevo Currículo Nacional Escolar (CNE), el cual busca desarrollar 31 competencias en los alumnos, es decir habilidades que deberán desarrollar a lo largo de su educación básica. Estas competencias pueden resumirse en 5, explicó Alfaro.

La primera es Comunicación, que no solo consiste en orientar sobre la comprensión lectora sino motivar el pensamiento crítico para que surjan nuevos conocimientos y se compartan entre todos.

La segunda competencia es Resolución de problemas (matemáticas), que ayudará no solo para ingresar a la universidad sino en la vida diaria, de tal forma que le sirva a alguien que de pronto desee montar un negocio familiar.

La tercera se resume en Vida saludable, donde se incluye la alimentación sana para evitar enfermedades, la promoción del deporte y la educación sexual integral. “Trabajando este último punto bajaría el porcentaje de embarazo adolescente, que llega al 13% en el Perú”.

La tercera competencia es Ciudadanía, en la cual se motivará a los estudiantes a cómo evitar la corrupción, el respeto por el otro y la empatía, mientras que la quinta competencia es la Digital, donde, hay una brecha que el ministerio deberá cubrir, reconoció el ministro.

“Queremos formar personas exitosas, no fracasadas”, indicó al destacar la importancia del docente en este proceso. “El impacto educativo lo determina el docente y la participación de los padres de familia”.

Alfaro recalcó que el presupuesto para el sector Educación ha crecido en los últimos años, dado que el 2012 era 15 mil millones y ahora para el 2019 se elevó a 30 mil millones de soles. “El 95% del dinero se va en el tiempo invertido en el aula”, puntualizó el ministro.

Fuente: Agencia Andina

Comentarios

Para participar en el sorteo regístrate:

Con tu red social preferida

O con tu correo

Para participar en el sorteo ingresa:

Con tu red social preferida

O con tu correo