¿Es un colegio y necesita plataforma de Educación Online? Click aquí.

Los niños son uno de los colectivos que peor lo han pasado durante el confinamiento por coronavirus. La cancelación de las clases y otras actividades, la imposibilidad de ver a sus amigos y jugar con ellos, e incluso la falta de capacidad para entender la pandemia han hecho que muchos de ellos se sientan solos, algo que según un estudio realizado por la Universidad de Bristol (Reino Unido) podría aumentar el riesgo de que desarrollen depresión a largo plazo tras la cuarentena.

La investigación, que se ha publicado en el Journal of the American Academy of Child and Adolescent Psychiatry, está basada en unos 60 estudios preexistentes sobre la soledad, el aislamiento y la salud mental de niños, adolescentes y jóvenes de entre cuatro y 21 años, y el principal descubrimiento de los autores indica que aquellos que se han sentido solos tenían hasta tres veces más probabilidades de desarrollar depresión en el futuro, y que el impacto de la soledad y la depresión podría durar al menos nueve años.

Una de las autoras del estudio, la Dra. María Loades, ha explicado que según sus análisis existe una fuerte asociación entre la depresión infantil y la soledad de los jóvenes, que se da tanto a corto como a largo plazo. De hecho, también advierte que este trastorno mental puede aparecer incluso 10 años después de la crisis de COVID-19, por lo que pasará bastante tiempo antes de que se puedan medir las consecuencias reales de la pandemia.

Cuidar la salud mental de los niños en su vuelta a la normalidad

Según los hallazgos de la investigación, la duración de la soledad tiene un mayor impacto en la aparición de depresión que su intensidad, por lo que los autores creen que es muy importante priorizar la vuelta a la normalidad lo antes posible. Para ello, y desde el punto de vista de los sentimientos y experiencias de los jóvenes, el equipo ha dado a conocer algunos consejos:

  • Minimizar las restricciones de los niños de manera que puedan tener el tiempo y la oportunidad de jugar con sus amigos y compañeros tanto dentro como fuera del colegio.
  • Las escuelas deben poner en marcha los recursos necesarios para apoyar a los alumnos en su bienestar emocional durante esta vuelta a la normalidad, algo que tiene que ser prioritario, incluso por encima del progreso académico, según explican.
  • Tampoco se deben obviar los peligros; para ello habrá que informar a los niños tanto de los beneficios que tiene jugar entre ellos, como de los riesgos de contagio existentes, con el fin de que puedan establecer unas medidas preventivas ellos mismos.

Todo esto, según los autores, debería servir a los políticos como advertencia para alertar de que en un futuro los niños de hoy necesitarán ser atendidos por problemas de salud mental, por lo que conviene saberlo y tomar medidas para que se cuide al máximo su psicología.

Fuente: WebConsultas

Comentarios

Regístrate

Con Facebook o Google

O con tu correo

Inicia sesión o regístrate

Con Facebook o Google


O si prefieres, hazlo con tu correo

Registrar Institución Educativa

Si ya tienes una cuenta, .

Iniciar sesión como Institución Educativa

Si todavía no tienes una cuenta, regístrate aquí.

Horario por países

Perú: 4:00 p.m.
Argentina: 6:00 p.m.
Bolivia: 5:00 p.m.
Brasil: 6:00 p.m.
Chile: 5:00 p.m.
Colombia: 4:00 p.m
Ecuador: 4:00 p.m.
Paraguay: 5:00 p.m.
Uruguay: 6:00 p.m.
Venezuela: 5:00 p.m.
México: 4:00 p.m.
Pánama: 4:00 p.m.
Costa Rica: 3:00 p.m.
Guatemala: 3:00 p.m.
España: 11:00 p.m.
EE.UU: 5:00 p.m.
Rep. Dominicana.: 5:00 p.m.