HOME

4/5 - (1 voto)

La capacidad de atención se va desarrollando a medida que se produce el desarrollo cognitivo del niño o niña. Por este motivo, conforme van avanzando en su crecimiento, serán capaces de mantener la atención durante más tiempo seguido. A modo orientativo, y teniendo en cuenta las diferencias particulares de cada niño/a, te dejamos la siguiente tabla

El mantenimiento de la atención también está influenciado por otras variables como las circunstancias en las que se desarrolla la actividad, el contexto y otros estímulos ambientales y personales. Si se consiguen controlar algunas de estas variables, mejoraremos la concentración.

Pautas para favorecer la concentración y atención en el ámbito escolar

  • Dormir suficientemente según cada edad para evitar el cansancio.
  • Llevar una buena alimentación que le ayude a afrontar el día a día con alimentos ricos en fósforo, ácidos grasos omega 3 y calcio, entre otros.
  • Identificar el momento del día en el que se está más predispuesto a la concentración (evitando la noche y la primera hora de la mañana).
  • Buscar un espacio adecuado para la actividad que va a realizar: si es el estudio, debe ser una zona bien iluminada, silenciosa, aireada y preferiblemente que sea siempre el mismo espacio a fin de que se asocie a la actividad y predisponga a la concentración.
  • Preparar los materiales que se van a utilizar para evitar interrupciones en mitad de la actividad.
  • Organizar las tareas que se van a realizar en cada momento. En el caso del estudio, lo recomendable es comenzar por tareas de dificultad media para el niño o la niña, para seguir con las difíciles y terminar con las que le resulten más fáciles.
  • Hacer pausas programadas para descansar entre las actividades.
  • Evitar los elementos que puedan distraerlo como la televisión, el ordenador, el móvil, etc. si no van a ser necesarios para el desarrollo de la actividad.
  • Fijar objetivos a corto plazo para ir progresivamente aumentándolos y acercarnos a la meta deseada. La consecución de los objetivos marcados motivará al niño/a y aumentará su predisposición a seguir trabajando y consiguiendo las siguientes metas.
  • Reforzar los logros con comentarios positivos y enseñarle a autorreforzarse para que se sienta orgulloso del trabajo que está realizando.

Ejercicios

  • Escuchar música: sobre todo la instrumental hace que se activen las áreas del cerebro encargadas de la comprensión, concentración, atención, creatividad, pensamiento espontáneo, control cognitivo, etc.
  • Técnicas de estimulación sensorial: fomentar el desarrollo de las capacidades sensoriales ayuda a relajarse y a prestar atención a lo que vemos y sentimos. Para ello se pueden poner luces de colores en la habitación con efectos de movimiento, proyectores, haz de fibras ópticas, o tener objetos de diferentes texturas, diferentes sonidos, así como utilizar elementos de aromaterapia.
  • Técnicas de relajación: Los ejercicios de respiración también favorecen la concentración y mantienen al cuerpo en un estado relajado evitando que el estrés o la ansiedad interfieran en la capacidad de concentración.
  • Mindfulness: Es una técnica basada en la meditación y significa “atención plena”. Hace referencia a ser consciente y estar atento al momento presente, ayudando a la concentración y a la atención.
  • Posturas corporales: imitando a Superman o a Wonder Woman, donde se sitúan cómodamente con los pies más anchos que las caderas, los puños apretados y los brazos extendidos o en las caderas y estirando el cuerpo lo más posible, sintiendo la fuerza y cómo se estira cada parte del cuerpo.
  • Safari o caminata de atención plena: pasear con la niña o el niño y poner la meta de anotar la mayor cantidad de animales que pueda ver (pájaros, insectos, o cualquier cosa que ande, nade o vuele) para que enfoquen todos sus sentidos en encontrarlos.
  • Sentidos: animar a que active sus sentidos (como Spiderman) para controlar el mundo que les rodea. Deberá prestar atención a lo que oye, ve, saborea, huele y toca. Se puede hacer de manera conjunta con todos los sentidos a la vez, o prestando atención a cada sentido por separado.
  • Dibujos con números: le obligan a buscar los números siguientes para unir las líneas y colorearlos después según los colores indicados.
  • Juegos de pareja o memory: Se ponen las cartas boca abajo en la mesa y deben encontrar la pareja levantando sólo dos cartas en su turno. Deberá recordar las cartas que se van levantando y dónde está cada una para encontrar las parejas.
  • Encontrar las diferencias: los juegos de buscar las diferencias entre dos dibujos le ayudará a ejercitar la atención sostenida.

Podemos mejorar la capacidad de atención y concentración por medio de muchas maneras, como hemos visto. Y tú, ¿conoces algún juego o ejercicio que ayude a los niños y las niñas a mejorar su concentración? ¿Cuál es el que más te gusta para ellos? ¡Cuéntanos!

Fuente: Divulgación dinámica

Reviews

Regístrate

Con Facebook o Google

O con tu correo

Inicia sesión o regístrate para continuar

Con Facebook o Google


O si prefieres, hazlo con tu correo